Adsense Menu

29 mil patitos








En 29 de Enero de 1992 un barco carguero que había zarpado desde Hong Kong hacia los Estados Unidos perdió un container con mercancía debido a una tormenta en altamar. Las consecuencias de este accidente fueron 29 mil patitos de hule en el océano pacifico. Diez meses después los primeros patitos de hule llegaron a la costa de Alaska.
Desde entonces los patitos han sido encontrados en las playas de Hawai, Sudamerica, Australia, y viajando muy lento por hielo ártico. Sin embargo, 2000 patitos fueron atrapados en la espiral del pacifico norte, un vórtice de corrientes que se mueve entre japon, Alaska, el noreste del pacifico y las islas aleutianas.
Los objetos capturados por la espiral se quedan en la espiral condenados a viajar por el mismo patrón circulando esas aguas por la eternidad… pero no siempre. Los patrones pueden ser alterados por un cambio en el clima, una tormenta oceaniaca o un encuentro con una manada de ballenas.
Aun hoy, 26 años después de que los patitos se perdieran en el océano, continúan llegando a las playas del mundo y el numero de patitos en la espirual ha disminuido, lo que significa que es posible salir de ahí. Aun tras años de circular por las mismas aguas les fue posible alcanzar la costa.
No todo camino es el único. No todo patrón se repite hasta la eternidad. Nada es para siempre. Tampoco lo fueron aquellas madrugadas caminando a casa en veredas mojadas preguntándome donde estaba el error.
Todo, hasta aquellos días, se terminan. Solo hacía falta un cambio de clima, una bella tormenta oceánica, para poder dejar el espiral y seguir tus pasos, ahora si, hasta la eternidad.




No hay comentarios