Adsense Menu

Me va a extrañar...


“Inaugurado en 1923, el Puerto de Mar del Plata se encuentra protegido por las escolleras Norte y Sur. Comprende una zona militar, donde se instala la Base Naval y una zona comercial, el Complejo Gastronómico, las dársenas de ultramar y la Banquina de los Pescadores."
/Me va a extrañar, al suspirar. Porque el suspiro será por mí, porque el vacío la hará sufrir. Me va a extrañar, y sentirá, que no habrá vida después de mí, que no se puede vivir así./

Y sí, me va a extrañar. Y yo también lo voy a extrañar. Fue mucho tiempo recorriendo sus veredas, aprendiendo los nombres de las calles, las paradas de colectivo, los lugares baratos para comer y hasta, por qué no, acostumbrándome a su olor tan particular. Fueron dos de los años más importantes de mi vida. Con días de ilusión, frustración, llanto, replanteos, proyectos. Días de caer, levantarse, y volver a caer. Se va a extrañar este lugar pero los dos sabíamos que este momento iba a llegar. Y llegó…
Recuerdo claramente la primera vez que pasé. Fue en colectivo, con Rocío, aunque no sé bien el año. Puede que fines del 2005 o febrero del 2006. Ni me di cuenta que el local estaba ahí. Tengo presente que estaba mucho más concentrado en mirar a lo lejos la ubicación de FERIMAR que Ro me señalaba con el dedo. También recuerdo el paso por La Campagnola, un lugar que el tiempo quiso que se convierta en paseo cotidiano de mis días.
Me acuerdo cuando Jorge, el “8”, me dio la dirección exacta. Lo primero que hice fue tomarme el 221 y ver que onda el lugar. No puedo evitar sonreír mientras recuerdo este detalle que en ese momento parecía insignificante. El día que me confirmaron el trabajo me fui al Puerto y me tomé un Capuchino con la Tana en Vinni Qui. Fue muy gracioso. Pasé caminando como dos veces pero por la vereda de enfrente y miraba de reojo. Quería saber donde me metía.
¿Te acordás Lú ese día que salí de laburar y nos encontramos en el bar de calle Bolivar a tomar unas cervezas? Ja! Que lindo día! Que bien me sentía! No podía creer que a esa hora yo estaba despierto. Todavía me pesaban las noches de Conserje en Casagrande. Esa tarde llegué al Hostel y Rosita, la chilena, me sintió el olor a alcohol y dijo “estuviste festejando? Me parece muy bien!”.
Hoy se terminó todo aquello. Se va a extrañar a su gente llamándome por mi nombre y dejándome regalos para acompañar el mate. Ya no explicaré una y otra vez que “esto” NO una casa de cambio, que IOMA queda en la esquina, PAMI en la Municipalidad y que en el Kiosco BON-O-BON es donde cargan tarjetas del colectivo. También va a ser raro compartir muchos menos ratos con la gente que me presentó este lugar. Y, seguramente, voy a extrañar el recorrido del 62 y el 71.
Hoy las cosas cambiaron una vez más. Es un capítulo importante que se deja atrás. Quedan muchas marcas imborrables. No puedo, ni quiero, olvidar esta etapa y no lo voy a hacer. Cada uno de esos casi 730 días tuvo una historia que contar. Ese 26 de Octubre de 2006 quedará como un día muy importante en mí vida y este 24 de Octubre de 2008 también. Fue uno de los trabajos más importantes pero hoy ya no está. Vértigo, que el mundo pare.

PD. Tengo que mencionar a la gente que estuvo en esos ratos. Mis compañeros Gastón, Diego, Soledad, Sabrina y Lorena; y los poli Vasco Yzaurralde, Flavio Casas, Laura Romero, David Mondito, Darío Ojeda, Carlos Córdoba y los que fueron pasando ocasionalmente.

5 comentarios

Sara dijo...

Yo no conozco el lugar del que hablar, queda muy lejos de aquí.

Pero sí conozco esa sensación de dejar algo que te ha regalado tanta felicidad, la incertidumbre de saber si lo próximo será mejor. Si habrá próximo.

Tuviste mucha suerte de encontrar un trabajo que te hizo tan féliz, en un lugar tan maravilloso como el que describes, sus gentes, tus amigos.

Aunque seguro el futuro está plagado de momentos y lugares tan maravillosos como esos que dejas atrás,

Un abrazo,

Rachel dijo...

Tendrás suerte haya donde vayas y siempre que no olvides de donde vienes.
Un Beso.

Sole dijo...

Ojala que el cambio sea favorable...y no tengas vertigo a que el mundo pare, si te tomas unas copas no sabes como gira jaja

Es solo para romper el hielo, te deseo lo mejor Ramiro

Guadi dijo...

Los cambios, estoy casi segura son siempre para bien .... aunque tardemos en darnos cuenta de esto.
Asi q bienvenido sea este cambio!.

VICKY dijo...

Llegó el día, dale, te acompaño, el cambio es bueno...
Un abrazo y un beso en la nariz!