Adsense Menu

Ahora

Soy, por fin, experto en amores imposibles.
Y conozco los verbos que riman con fracaso.
Apendrí con los años que el odio dura un beso
y el futuro está escrito en lo que nunca hicimos.

Sé que el pecado fue no comer la manzana.
Y que nada es eterno, salvo que tú me ames.
Que los únicos dioses tienen carne de hombre
y la única conquista es la de tu mirada.

Ahora, en esta noche, mientras hago recuento
de una vida que ha sido un puñado de polvo,
sé que tu amor ha sido mi más bella victoria.

Por eso ahora te escribo, al filo de los días,
cuando ya estás lejana. Cuando sé que no eres
más que esa palabra que no supe decirte.

Rodolfo Serrano

1 comentario

Fernanda Barbagallo dijo...

1 tonta que opina que los poemas de Rodolfo valen oro! Hermoso!